Aspectos básicos del diseño gráfico

El diseño gráfico está por todos lados. Allá dónde mires seguro que algo ha sido diseñado gráficamente para conseguir el aspecto y la presentación deseados. Carteles, pegatinas, decoraciones, anuncios, etiquetados, y un amplio abanico de objetos han pasado por las manos de al menos un diseñador gráfico, que se ha ocupado de darle el aspecto que se necesitaba. De hecho, a veces el diseño gráfico entra de lleno en el campo del arte. No es para menos, porque a veces hay auténticas obras de arte salidas de los estudios de varios diseñadores gráficos consagrados.

Es por eso que realizar un buen diseño gráfico no es fácil. Hay unos mínimos técnicos y teóricos que deberemos dominar para conseguir un buen trabajo. El primero de ellos es esencial. Se trata de comprender como se perciben los objetos, sus formas, líneas, colores y texturas. Por ejemplo, es evidente que si no dominamos las leyes de la perspectiva no podremos crear diseños gráficos de calidad. Hay varias leyes más para la composición de escenas que deberemos conocer y usar.

Por otro lado, también es imprescindible conocer y dominar las técnicas de dibujo, al menos de forma básica, empleando el punto y la línea, además de la textura. Con ello será posible crear los trazos básicos del dibujo que usaremos para crear nuestro diseño gráfico. No es necesario ser un gran dibujante, pero sin duda ayuda tener un mínimo de formación técnica en arte para conseguir diseños de calidad, y poder ejecutarlos adecuadamente.

Por último, es absolutamente imprescindible dominar el mundo de la paleta de colores. Saber como se pueden combinar, los efectos que podemos conseguir con ellos, y como encajarlos en una composición es absolutamente fundamental para terminar de crear una composición profesional. Malamente sabremos cómo hacerlo si nos sabemos cuáles son los colores básicos, por ejemplo.

Por último, y sobre todo hoy en día, es importante dominar la herramienta informática. Programas como el Corel ayudan, y mucho, a ejecutar un buen diseño gráfico, y para eso tendremos que tener unas nociones mínimas sobre capas, pinceles y otras capacidades de estos programas. Eso sí, no hay que olvidar que ningún programa puede sustituir nuestros conocimientos sobre composición, dibujo y color. Sin ellos, y por mucho ordenador que tengamos, malamente podremos hacer un diseño gráfico mínimamente interesante. Toma nota de ello.